Volando entre paredes

Volando entre paredes

abril 29, 2017

Después estamos nosotros dos



Después estamos
nosotros dos. Esta palabra
nos queda demasiado corta, tiene sólo
cuatro letras, muy poco
para llenar esos hondos vacíos
desnudos entre las estrellas
que nos aplastan con su sordera.
No es el amor en lo que no queremos caer
sino en ese miedo.
Esta palabra no es suficiente pero tendrá
que ser. Es una sola
vocal en este silencio
metálico, una boca que dice
un y otra vez oh, con dolor
y con asombro, una respiración, un dedo
aferrado a la cornisa. Puedes
agarrarte o dejarte caer.



Margaret Atwood