Volando entre paredes

Volando entre paredes

febrero 18, 2017

Desde el fondo

Cuando uno se compadece es porque aún no ha tocado fondo,
porque todavía se cree parte del mundo que lo rodea. Pero cuando
sabe que ha abandonado ese mundo, ya no necesita de los demás
y puede vivir absorto en su interior.

María Voiteshonok