Volando entre paredes

Volando entre paredes

diciembre 22, 2016

Sólo una vez

Sólo una vez supe para qué servía la vida.
En Bostón, de repente, lo entendí;
caminé junto al río Charles,
observé las luces mimetizándose,
todas de neón, luces estroboscópicas,
abriendo
sus bocas como cantantes de ópera;
conté las estrellas, mis pequeñas defensoras,
mis cicatrices de margarita, y comprendí que paseaba mi amor
por la orilla verde noche y lloré
vaciando mi corazón hacia los coches
del oeste y llevé
mi verdad sobre un pequeño puente
encorvado
y apresuré mi verdad, su encanto, hacia casa
y atesoré
estas constantes hasta el amanecer
sólo para descubrir
que se habían ido.

Anne Sexton