Volando entre paredes

Volando entre paredes

julio 14, 2016

Despojos por orden de desaparición

"espanta con un llanto de amor a mis sicarios"

César Vallejo

Vuelve mi rostro a bofetadas de fuego si estas palabras
 no purifican el celeste llanto de tus manitas negras.
 Una luz malva se deshoja entre las ruinas del poema,
 yo me iré sin negarte cualquier día de agosto
 con la camisa ardiendo de libélulas, en mis sienes sombrías
 se golpean las piedras o se agolpan, los silencios se agotan.
 Fiebre de ola y viento llaneros que consuelan al triste, virazón
 de la angustia en un verbo espumado de pétalos sangrantes.
Mi alma de cuchara te recoge las dudas y las sorbe despacio
 para llenar un cántaro que sueña con cadenas de besos, de piedad,
 de ceniza, de candor, de lascivia, ramalazos de vida que me sepan
 a limpio, como sonrisas de madre. El pestilente chancro que bombea
 este ansia de amor en que consisto se llama corazón, músculo
 nigromante, impúdico vástago de la oscuridad; mi enemiga
 no quiere darme muerte, que penetre en la casa y me arranque
 de cuajo tus placeres gemelos. Le doy pena a la mar, que me escupe
 con cariño sus caricias saladas y mi cuerpo, enterrado en salitre,
 esculpe un sueño informe en el ámbito neutro de un salón.

Manolo Marcos