Volando entre paredes

Volando entre paredes

abril 16, 2016

Todo es más fácil para el que no ama

Hoy, en la revisión, le han encontrado a M. una alteración de los ganglios en la axila. 
Para ambos es demasiado pronto para morir. Algo, sin embargo, me sugiere que dentro
de poco tendremos que decidirnos. De hecho, estoy preparado para la muerte, aunque 
siento dejar mi trabajo inacabado. Por otra parte, la irreflexión con que hablo sobre la muerte…
¿Es serio o no es serio? Creo que es más serio de lo que pensamos, y creo que es menos serio
de lo que pensamos. El sufrimiento… Sólo el sufrimiento es cosa seria. Temo que Magdi sufra, 
y solamente puedo aliviar su sufrimiento sufriendo con ella, por lo que será un doble sufrimiento,

para ella y para mí. Todo es más fácil para aquel que no ama.

Imre Kertész, “La última posada”.


En la foto, Imre Kertész con su mujer Magda.


2 comentarios:

Bubo dijo...

Por eso cuando perdemos lo que mas queremos cuesta tan poco morir. El resto del tiempo... Todo lo mas hay momentos es los que la muerte se hace menos dolorosa. Cuando tenemos medio organizada nuestra vida, cuando creemos que es difícil amar mas a alguien y ahora la montaña rusa esa en la que vivimos va a empezar su viaje cuesta abajo.

Ángela Raya y Fdez. dijo...

Cuesta tan poco morir por eso, Bubo. Cuando se pierde, sin ilusión ni esperanza, se emprende viaje cuesta abajo...
Gracias.