Volando entre paredes

Volando entre paredes

abril 01, 2016

que no hay

que no hay
 y sigues bebiendo
 hielo y limón
 no queda nada
 que haga volver
 el goce
 que te haga volar
 que empape palabras
 en locura
 y te permita
 reírte de las leyes
 de gravedad
 o de empleo o herencia
 no hay, ya no
 queda, incompleta
 e incómoda
 la ebriedad
 sin consumar
 la sed sin vaso
 las palabras arrastrándose
 ante el bartman
 y tus bolsillos
 vacíos de billetes
 No hay nada
 no hay
 salvo el libro
 que empezaste
 a leer en casa
 en el metro
 en la cola del paro
 en la playa
 de enero
 no, no hay nada
 salvo correr
 y que no te pillen
 y muelan a palos
 por beber de gorra
 por no saber
 cuando no hay,
 parar
 cuando no hay
 decir no.
 Si fuera
 un poema
 político
 o amoroso
 acabaría
 de alguna
 manera
 Pero es sólo
 la sed y la soledad
 y el correr y correr
 a ningún sitio,
 una vez más.

Viktor Gómez Valentinos

No hay comentarios: