Volando entre paredes

Volando entre paredes

abril 26, 2016

Algo se había roto

Algo se había roto: un corazón se rompe más silenciosamente que un vaso de vidrio,
no causa el estruendo con que se despide de la vida un objeto precioso: se va en silencio
y deja silencio al desaparecer. Deja estupefacción porque no sólo ya no es lo que era, sino
que ya no es lo que iba a ser…
.
Rosa Chacel, “Barrio de Maravillas”.

Fotografía: Helena Almeida.