Volando entre paredes

Volando entre paredes

marzo 03, 2016

Desnuda y despojada


Sólo cuando se despoja de todas sus pretensiones y se reduce a la existencia tal cual es,
desnuda y despojada, adquiere el hombre la calma del espíritu base de la felicidad humana,
porque esa calma es indispensable para gozar del presente y, por tanto, de la vida entera.

A. Schopenhauer