Volando entre paredes

Volando entre paredes

febrero 29, 2016

EL DESEO DE ANDAR, poema inédito de Luis Miguel Rabanal

Fragmentos de médula arrojados al azar por un búho.
Porque escuecen los brazos y el pequeño espera
que tu amor se levante con él y camine tranquilo por la casa.
Nada es como parece, se crea la luz como se crea un sollozo
y llegan secuaces a sufrir la exagerada luz contigo.
Pobre diablo que tose y gesticula para que le dejen reír
los ruines ñuberos, para que el vodka abrase la garganta
con sumo gusto
y no sobrevenga más la noche.
Sueñas tu parálisis desde tantos años atrás y acuden
de improviso a tu memoria las sombras,
sombras que proporcionan curiosa compañía
si no buscas su desnudez entregada
a otra persona, y me cuentas
que todo te va bien y que el sudor es objeto
de intercambio para que al alba huya el niño rubio del disfraz.
Merece la pena perder hoy un poquitín el tiempo.
Además de la lluvia se te suben al rostro tapires y algún vestigio
de cuanto se extravió en tus cajas de atesorar
recuerdos con urgencia.
Todo está aquí, en tu corazón destartalado que no interpreta bien
el signo de su enojo y escribe en el papel letras de colores
para seducir a la destrucción en lo posible.
Para abrir de par en par esa diminuta pupila que explica
el deterioro de los cuerpos hurtados al olvido,
o casi a la decrepitud.
Fragmentos de médula, sí,
pero esta vez arrojados por un mago al fuego de la noche.
Clávame tus uñas, maldito envenenador, y dime que me quieres.


Luis Miguel Rabanal, (Poema Inédito).
.

No hay comentarios: