Volando entre paredes

Volando entre paredes

enero 26, 2016

La sonrisa

Así como no se puede estar enamorado de un llanto, se puede estar enamorado de una sonrisa. Ese pequeño paréntesis de labios que nos invita a entrar de puntillas a un mundo invisible es quizá el umbral del alma.
(En la imagen: Wislawa Szymborska, de cuya sonrisa ya nunca se puede salir).

Alfonso Brezmes


No hay comentarios: