Volando entre paredes

Volando entre paredes

enero 30, 2016

... algún árbol...

Nos queda quizás
 algún árbol en la loma, al cual mirar todos los días;
 nos queda la calle de ayer y la demorada lealtad
 de una costumbre, a la que le gustamos, y permaneció,
 y no se fue.

Rilke