Volando entre paredes

Volando entre paredes

noviembre 04, 2015

Cartas nocherniegas


A veces escribo cartas que nunca te enviaré,
 es mas, algunas las pienso sólo para que se pierdan,
 en los calabozos tibios de mis pensamientos,
 las dicta un insomnio que me llena de reminiscencias,
 la añoranza por tu ausencia visible o
 mi mar natural agonizando en tu playa intranquila,
 Las cartas no están fechadas
 aunque bien podrían tener todas,
 la misma referencia,
 noche de luna,
 estrellas marchitas,
 silencios en estado de disparidad,
 cualquier hora que obedezca a los rigores de la madrugada,
 cuando esta se viste de eterna,
 y dos voces solitarias cantan en un muladar,
 A veces las esbozo y no soy yo quien es llamado a pergeñar nada,
 a veces las coloco en un sobre que reza pendiente
 pendiente de las horas,
 pendiente de las palabras
 que enciendo como antorchas
 cuyo único destino fue el de incendiar Roma,
 porque al escribir ese nombre al revés,
 deletreo inútilmente, los signos que describen el amor,
 Es un sino interminable,
 un circulo con ribetes de infernal,
 el mismo sueño que amenaza transmutarse en pesadilla,
 la misma sangre que vuelve solo para brotar y brotar,
 te escrito muchas cartas,
 que no conocerás,
 como yo no conozco la paz,
 y como nadie conoce la única verdad.

Hugo Del Portal, "De Catálogo para distraídos".