Volando entre paredes

Volando entre paredes

septiembre 27, 2015

Ida y vuelta




 Entre el cuerpo y el alma
 vive un animal diminuto:
 alza puentes y compuertas
 que unen uno y otro yo,
 y deja listo el terreno
 cuando vamos a cruzar
 de un lado al otro lado.


 Cuánta dulzura cabe
 en esta bestia sin ojos:
 sabe que nunca regresa
 el mismo que se ha ido;
 y sin embargo distingue
 nuestro olor y vuelve
 siempre a comer a su hora.


 Entre el alma y el cuerpo
 habita dócil la esperanza,
 ese animal de ternura
 que nos permite seguir
 deambulando a ciegas,
 por las calles de un país
 de maravillas que no existe.


Alfonso Brezmes