Volando entre paredes

Volando entre paredes

agosto 23, 2015

La piedra


La piedra
 entre la blanca arena rastrillada
 no fue traída por la violenta naturaleza.
 Fue escogida por el espíritu
 de un hombre callado
 y colocada,
 no en el centro del jardín,
 sino desplazada hacia el Este
 también por su espíritu.
 No más alta que tu rodilla,
 la piedra te pide silencio. Hay tanto ruido
 de palabras gesticulantes y arrogantes
 que pugnan por representar
 sin majestad
 las equivocaciones del mundo.
 Tú mira la piedra y aprende: ella
 con humildad y discreción,
 en la luz flotante de la tarde,
 representa
 una montaña.


Adriana Tedeschi