Volando entre paredes

Volando entre paredes

julio 25, 2015

Decimocuarto laberinto


Era solo un árbol. No era un arbol repetido ni
estaba en ningún bosque. Era un árbol casa
refugio. Pero nadie escribía sobre él. Nadie
escribía en él como se escribe sobre las paredes
de algunas casas o sobre algunos muros de
cualquier ciudad. Y crecía hacia dentro y hacia
fuera y los pies marchaban sobre sus raíces camino.
Lenguas ramas de árbol.


MJ Romero, "LABERINTOS", libro inédito.

















Instalación de François Méchain, fotografía E. Sander

No hay comentarios: