Volando entre paredes

Volando entre paredes

junio 21, 2015

DE PUNTILLAS

Te falta valor
 Para enfrentar mi angustia
 Cara a cara,
 Mirándome a los ojos.
 Prefieres soportarlo
 De puntillas;
 Es como si me hirieses de reojo,
 Tapando con las manos
 La tibia cobardía
 Que te convierte en daga inesperada y
 En una proyección amorfa
 De ira y remordimiento,
 Mientras tu mezquindad y tu inmundicia
 Van transformando en llagas mis heridas.
 Y así,
 Sin compasión,
 Amparándote en tu propio narcisismo,
 Sentado en tu sillón de incómoda impostura,
 Tú juzgas y rebates lo imposible,
 Tratando de esconderte del resto de los hombres,
 Ignorando que el viento
 Resucita cenizas.
 Eres la hiena huraña
 que se oculta ladina y sonriente,
 Bajo una sombra oscura y alargada,
 Una sombra profunda, estructurada,
 De viejo baobab incombustible.
 ( Con perdón al baobab y su grandeza).
 Debes tener cuidado,
 Huir y resguardarse de la culpa,
 No merman la condena.
 Hay crímenes con nombres y apellidos que
 Con el tiempo,
 Se vuelven pesadillas de ilustres invencibles.
 Ni dioses, ni reyes, ni pastores Tendrán la potestad
 De bucear a fondo en tu conciencia y otorgarte una bula que te libre
 De asumir la ofensa y reparar el daño.
 Nada te endulzará el bocado amargo.
 Nunca fueron seguras altas torres.
 Solo el tiempo y la vida,
 Con la sabiduría insobornable
 De juez supremo y de infalible maestra,
 Se encargan de sacar,
 - Mal que les pese a ciertas voluntades -,
 a plena luz del día,
 Las cartas boca arriba,
 El pasado se vuelve claridad sobre una mesa.
 Bajo la silenciosa capa húmeda
 De esta tierra materna que pisamos,
 La sangre y la justicia
 Reclamarán su deuda.
 Tú mismo eliges el camino con el que haces historia.
 Cada hombre amasa
 su propia eternidad.


 MARTA MUÑÍZ RUEDA

No hay comentarios: