Volando entre paredes

Volando entre paredes

mayo 08, 2015

La desdicha de la inmediatez

Esta época guarda para sí el imperativo de la aceleración del tiempo, el forzamiento inescrupuloso de la acción. No se trata apenas de la rapidez, sino de una suerte de furia sinsentido en contra de la pausa, la detención, el paréntesis. No se trata apenas de la velocidad, sino de una violencia multiforme hacia todo aquello que no emite, no es productivo, no inicia y concluye de inmediato. No se trata sólo de una nueva moral donde vale más, otra vez, el progreso, sino de un refinado dispositivo en el que no vale ser tiempo-niño ni, vale ser tiempo-joven, ni vale ser tiempo-anciano, ni vale ser otro-cuerpo, a no ser en la productividad infalible de la rapidez y, por consiguiente, de la desdicha.

Carlos Skliar