Volando entre paredes

Volando entre paredes

enero 08, 2014

Sul mio decesso

Morí el martes pasado
y nadie se dio cuenta.

El mundo siguió igual,
cambiando e inmutable.

No hubo,huracán ni anuncio ni tormenta
ni nubes que dejaran que pasara entre ellas
ese rayo de luz que aparecía
en las portadas de los catecismos.

Mi hija siguió sirviendome el té a la misma hora
y yo seguí tomándolo
con la pajita que ella ponía entre mis labios.

Mi marido me dijo no te vayas
y yo ya me había ido.

Las visitas me cogen de una mano.
La otra ya no está aquí.

Me traen regalos que ya no me sirven
y preguntas que no sé responder.
Cómo estoy, por ejemplo.
Que qué tal he dormido, qué me apetece, cosas.

Veo, sin abrir los ojos, cómo mueven los labios,
dicen palabras que ahuyentan su miedo.

Como éstas. ¿Cómo estás?
¿Cómo has dormido hoy?
Ahora que he muerto
he vuelto a enamorarme de la vida.

Juan Vicente Piqueras, "Un funeral feliz"