Volando entre paredes

Volando entre paredes

octubre 31, 2013

ESCRITO EN OLLEIR



" Los niños por fin se han despedido
y él descansa en su lecho con inmoderada furia
mientras llueve tenazmente y recuerda el dolor
de las palabras peores. Muchacho tullido
y una voz que hace falta distinguir
de las otras, a las seis de la tarde, al cerrar
la ventana para que entre el sosiego o es la madre
que cumple el rito del agua con pastillas
para serenar el daño. Cualquier día
comenzará nuevamente a caminar
por la casa, a sentarse a su mesa y escribir
cuadernos de la fiebre, un tanto inconsolable,
o tendrá sed de alcohol o será más idiota.
Pero ahora descansa y apoya su cabeza en el pasado.
Sueña con su vida de muchacho, que fue
desvanecerse unos minutos: un brillo apenas
y sus manos no tocaban todo aquello que querían,
y su desazón se dibuja en gritos que pronuncia
tan en vano, y su memoria es diversa
y es herida sutil que no recorre como antes.
Enfermo muchacho que abraza como puede
a su contrario, confiándole sus cosas
y hasta el amor hecho por última vez.
Tina ha venido en su socorro y él desea
morir, morir secretamente y ser espejo quebrado
al que se acercan, de mañana, los aparecidos.
Como si fuera concebible recorrer sin aguzos
las fauces espantosas de la noche."

LUIS MIGUEL RABANAL

No hay comentarios: