Volando entre paredes

Volando entre paredes

julio 24, 2013

ESTATUA GRIEGA


Con la ayuda de la gente y otros elementos
el tiempo ha hecho con ella un buen trabajo.
Primero eliminó la nariz, después los genitales.
Luego los dedos de las manos y los pies,
con el paso de los años los brazos, uno tras otro,
el muslo derecho y el muslo izquierdo,
lo shombros, las caderas, la cabeza las nalgas,
y lo ya caído lo ha hecho pedazos,
escombros, residuos, arena.

Cuando así muere alquien vivo,
brota mucha sangre tras cada golpe.

Las estatuas de mármol, sin embargo, mueren blancamente
y no siempre del todo.

W. Szymborska


Toroso de Belvedere, firmada por Apolonio de Atenas
 

No hay comentarios: