Volando entre paredes

Volando entre paredes

mayo 27, 2012

Regresos

Volvió. No dijo nada.
Pero era evidente que sufría alguna contrariedad.
Se acostó vestido.
Se tapó la cabeza con una manta.
Se acurrucó.
Está, pero como se está en el vientre de la madre,
envuelto en siete pieles, en protectora oscuridad.
Mañana pronunciará una conferencia sobre la homeostasis
aplicada a la cosmonaútica metagaláctica.
Por ahora, hecho un ovillo, duerme.


W. Szymborska