Volando entre paredes

Volando entre paredes

febrero 07, 2012

Futuro imperfecto

Esta mañana pagué al forense.
Conocí el nombre de Leonardo, el búlgaro que toca el bandoneón siempre en la misma calle.
Como salido de otro tiempo ha besado mi mano al presentarnos, hemos conversado.
Aún no lo sabe, acabo de contratarlo para amenizar con sus acordes un funeral.
Siento nostaglia del hombro en que no pude apoyarme.
Sé que "nosotros" carece de significado.