Volando entre paredes

Volando entre paredes

febrero 23, 2012

¡Estamos perdidos!

¡Estamos perdidos!

He buscado
en la letra pequeña, en los paréntesis,
en cada párrafo y anexo.
Intenté descifrarlo al revés; algo tan importante
podría estar en clave para que no lo robase
el enemigo.
Todo indica que ha sido olvidado,
o aún peor, eludido.

Nada dice de hacer tiempo observando
el juego de los gatos,
o de pasear perros,
ver pasar el agua calle abajo, 
hacer crujir las hojas en otoño, 
imaginar formas en las nubes deslizadas
por el viento, 
escuchar el canto de las aves,
lanzar guijarros planos sobre el río, 
dejarse embaucar por el sonido de las fuentes, 
contar pétalos de flores,
adivinar pisadas diminutas en los bosques, 
andar descalzo...

No puede ser, algo podremos aún hacer...

¡No decretaron la felicidad!