Volando entre paredes

Volando entre paredes

agosto 19, 2011

Rencor


Yo quiero que tú sufras lo que sufro:

aprenderé a rezar para lograrlo.


Yo quiero que te sientas tan inútil

como un vaso sin whisky entre las manos;

que sientas en el pecho el corazón

como si fuera el de otro y te doliese.


Yo quiero que te asomes a cada hora

como un preso aferrado a su ventana

y que sean las piedras de la calle

el único paisaje de tus ojos.


Yo deseo tu muerte donde estés.

Aprenderé a rezar para lograrlo.



José Mª Fonollosa

Imagen de Valls

2 comentarios:

Bubo dijo...

Ya lo dijeron los Tronchapenkas:
Solo quiero te mueras, que te mueras,
no te guardo ningún recor.
Que te corten los dos brazos y las dos piernas... y te apunten a natación.

Kika dijo...

Conste que no lo digo yo... que son letras ajenas, de Fonollosa, eh... que yo prefiero tratar con indiferencia, Bubo, no merece la pena malgastar la energía y vida en rencores y demás...