Volando entre paredes

Volando entre paredes

julio 29, 2011

El reverso de la luz:cuatro poetas húngaros

Me hace vibrar cual diapasón tu ausencia,/sentado con la frente entre las manos/ ya no puedo aguantar tu muerte provisoria/ Yo no soy si no eres.
/ Como un cuarto vacio solamente/ donde los que se fueron/ dejaron arrugados periódicos dispersos.

En la ventana desfilan faroles/ y al sacar ellos sus espadas/ la oscuridad inclina sus cabezas./ Que ya otros sintieran esto antes,/ que otros lo vayan a sentir, no importa.

No es consuelo que pienses en mí, no lo percibo.../ No es consuelo que ya desde hace años/ tú recorras conmigo/ el laberinto sin esperanza del amor.



¡Date prisa! No has de hallarme cuando vuelvas/ estará en mi lugar un retrato vacío,/ en mi silla sentado, bebiendo de mi vaso./ Cortará como acero su mirada./ Reirá inanimado, pretendiendo alegría.


Yo para entonces, estaré muy lejos/ tropezando una piedra, un matojo de hierba./ Vaciaré mis bolsillos,/ perderé todo lo que tengo,/ sentado sobre un tronco,/ ya sin pensar en nada.

Caminarán hormigas en mi rostro,/ sol y luna verán sin comprender mis ojos
/y dejaré que corra el tiempo/ sin ti. También sin mí.



Laszlo Kálnoky