Volando entre paredes

Volando entre paredes

junio 25, 2011

Exilio del que se ciega con su sangre.

Mal consuelo ha de encontrarse en la locura ajena.
Mal te harás acompañando el doloroso viaje de un egocéntrico animal de orgullo herido cegado por la sangre.
No esperes bien del que se siente derrotado y con miel cubre la armadura ya oxidada fingiendo lustre para aferrarte arrastrándote a su muerte y,
renconroso, se sostiene en su maltrecho orgullo mientras mira de soslayo la forma de atacarte.
Exiliado y errante, de voz en voz busca disputa poque su fin le llegue cuanto antes.
No te fíes...

No hay comentarios: