Volando entre paredes

Volando entre paredes

septiembre 28, 2010

El transcurrir del día

Delimitan las zarzas los sembrados entre los que serpean acequias de agua cristalina y fría que toman de un nacimiento muy cercano. Los grillos entrenan para el canto nocturno mientras, con retraso, algunas cigarras baten aun alas. El sol enrojece el horizonte tiñendo de violetas la tierra y los flecos de las nubes que recorren los cielos al ocaso. Desde el pueblo más cercano asciende, ahogado, el sonido quejumbroso del campanario. Algunas aves regresan a sus nidos donde esperan los polluelos el último alimento; despliegan alas las rapaces entrenando para la caza resguardadas por las sombras de la vecina noche. Un nuevo día se acerca, otro termina… la vida.