Volando entre paredes

Volando entre paredes

diciembre 02, 2009

Territorio blindado

Me salpicó la vida una noche de otoño, me resistí, opuse todas mis fuerzas, renegué, limité los accesos de amores a destiempo, me blindé en armaduras, sin latidos apenas mi corazón desangré, me revestí de escamas y cual eremita subí a la piedra más alta que alcanzó mi vista; inútil todo, cuanto más me alejaba, a más me oponía más insistía en llegar a mí el sentimiento, más dura la caída en el dolor cierto que estaba rehuyendo...

No hay comentarios: