Volando entre paredes

Volando entre paredes

diciembre 02, 2009

Nada queda, amor

No compito ni ambiciono, no puedo medirme y castigarme, amor; salgo por la puerta trasera porque estás ocupado, no hago ruído, no he de mirar atrás, no habrá regreso sobre pasos perdidos, no ha de latir tu nombre mi corazón herido... todo es olvido ya, de aquello que no fue nada ha quedado, sólo la herida, cicatriz futura, de haber soñado sola mientras tú, amor, salías a buscar por los caminos...