Volando entre paredes

Volando entre paredes

diciembre 13, 2017

de porcentajes



El problema no es que sólo usemos el diez por ciento de nuestro cerebro,
sino que no utilizamos ni el dos por ciento de las emociones de nuestro corazón.

Albert Espinosa

diciembre 12, 2017

Trae hoy el aire



Trae hoy el aire una noticia que no sé cómo contarte.
Pero asegura que el mensaje es para ti.

a. j.












ser camino y ser escala



Amor es desenredar marañas de caminos en la tiniebla:
amor es ser camino y ser escala"

Dulce María Loynaz



Cuerpo, de Kavafis



Cuerpo, recuerda no solamente cuánto fuiste amado,
no solo los lechos en que te acostaste,
sino también aquellos deseos que por ti
brillaban en los ojos manifiestamente,
y temblaban en la voz; y algún
obstáculo casual los hizo vanos.
Ahora que todo ya está en el pasado,
parece casi como si a los deseos
aquellos te hubieses entregado; cómo brillaban,
recuerda, en los ojos que te miraban;
cómo temblaban en la voz, por ti, recuerda, cuerpo.

Kavafis




diciembre 11, 2017

Mascha Mascha



" a veces tengo nostalgia
No sé.
Qué?

Mascha Mascha (1907-1975)



regreso de un largo viaje



El amor vive de la memoria, de la memoria que recuerda no de la que olvida,
y es con esta, con la que podemos  volver  una y otra vez a esos primeros
momentos de encantamiento, encantamiento que acabaría  sometiendose
luego a otros vinculos ...
El amor no es ciego,  lo sabe y lo ve todo, y aún sabiendolo nos hace  sus cautivos
para siempre y a pesar de todo...

Pamplinas, “regreso de un largo viaje”



La verdad, duele



La verdad hay que buscarla arañando las piedras, rompiéndose las uñas,
bajando a los infiernos para subir a los cielos. Y al final encontramos
que la verdad duele ¡¡Y cómo duele! Porque la verdad es precisamente
la mentira que hemos estado cultivando como si fuerala rosa más bella
del jardín.

M.  Cora







diciembre 10, 2017

diciembre 08, 2017

la palabra, de Lila Biscia



la palabra alimenta el peso de la herida.
ya no hay candor capaz de abastecer.
hago bosque de mis entrañas.
el silencio
hará de mí vestigios.

Lila Biscia



Las cosas invisibles



No, no sirve de nada ganarle a nadie.
Se vive para darse.

Eduardo Galeano



Elige



Elige
un instante cualquiera
y busca en la memoria
a qué velocidad viajó la sangre más exultante.

Al otro lado la tinta se vierte en un nombre.

Es ahora otra vez.
Los renglones bombean el óxido de los puentes

y se dejan cruzar.

Nicolás Corraliza




A eso de la media noche



A eso de la media tarde
me distraigo
me desbordo
me descentro
y nada me consuela
el mundo se hace inquietud
ni tu ausente presencia
me calma
me acalla
me acuna
entonces escribo
me deshago
me olvido
muero
y todo lo que me acompaña
desde que recuerdo
se olvida
y me encuentro sólo
cómo un ciego sordomudo
sin techo ni suelo
es la hora de la fiebre
decía mi madre
la antesala
de la agonía
el desvelo

José Alias, “Entretanto”


de la tempestad



Me gustan los choques de las olas de la tempestad que
regresan infatigables sobre las rocas negras que las desgarran.
Es una oscuridad que brilla.

Pascal Quinard






Canción de amor, Rilke



¿Cómo sujetar mi alma para
que no roce la tuya?
¿Cómo debo elevarla
hasta las otras cosas, sobre ti?
Quisiera cobijarla bajo cualquier objeto perdido,
en un rincón extraño y mudo
donde tu estremecimiento no pudiese esparcirse.
Pero todo aquello que tocamos, tú y yo,
nos une, como un golpe de arco,
que una sola voz arranca de dos cuerdas.
¿En qué instrumento nos tensaron?
¿Y qué mano nos pulsa formando ese sonido?
¡Oh, dulce canto!

Rainer Maria Rilke



Qué me mueve



¿Cuál es la fuerza oscura que me lleva, qué hilos
mueven  mis alas, qué fuego
puede calentar
la sangre de mi cuerpo?

Narcís Comadira, “Las voces de la experiencia”

diciembre 06, 2017

de las formas del odio


la indiferencia, esa forma tan hipócrita del odio

Claudio Omar D’Amico



Está claro



Los vacilantes, débiles, inseguros, tienen una tarea asignada:
elevarse dos centímetros sobre su propia cabeza
y poder decir a alguien que está desesperado:
-Yo también me compadecía de esta manera-.

Czestaw Mitosz




Decía mi madre



No hagas con el amor lo que un niño con un globo,
que cuando lo tiene lo ignora y cuando lo pierde,
llora; decía mi madre.


Al no ser capaces



..Al no ser capaces de amar plenamente
creerán que tu amor es
incompleto
y entonces te
odiarán.
Y su odio será perfecto
como un diamante resplandeciente
como una navaja
como una montaña
como un tigre
como cicuta
su mejor
arte.

Charles Bukowski





still loving us



la razón y otras dudas
la última violeta
creer que la ternura aún es posible en un mundo
imposible
pese a todo
no olvidar
somos seres solos
still loving you
por increíble que parezca
we were
estábamos juntas
es lo único que recuerdo
so we are
acumulo silencios
el teléfono de la esperanza quiere que
grite de vez en cuando
¿oyes mi dolor desgarrado?
cuanto más me niegas más
resueno en ti
I know I’m always in your mind
tanto crecer y tanto retroceso
deconstrucción dicen
till the end inside you

ángela raya



























No
las palabras
no hacen el amor
hacen la ausencia
si digo agua ¿beberé?
si digo pan ¿comeré?
en esta noche en este mundo
extraordinario silencio el de esta noche
lo que pasa con el alma es que no se ve
lo que pasa con la mente es que no se ve
lo que pasa con el espíritu es que no se ve
¿de dónde viene esta conspiración de invisibilidades?
ninguna palabra es visible

Alejandra Pizarnik


diciembre 05, 2017

Todo lo que tiempla



Me conmueve todo lo que tiembla
porque todo lo que tiembla
teme o ama

Claudio OMar D'Amico



(entierros), Paloma Corrales. poema inédito



si te vieras
tan sola
como el ánfora
tan triste
como el erizo
tan lúgubre
y tan sin rumbo
si te vieras
levadura de miedo
en algunas
oraciones
con su frío carnal
y su peaje
si abrazaras en vano
y chuparas la turba
para decir me voy
si te vieras
ánfora erizo y miedo
y temblaras
y murieras.
.
Paloma Corrales, (diciembre 2017), poema inédito


del sufrimiento



En el fondo, todo sufrimiento es oposición. Al lado de los síntomas,
de los trastornos, de los pesares, encontramos en todos los casos algo
o alguien que sentimos que no merece nuestra aceptación y cariño,
algo que experimentamos como que no debería de ser, o como malo.
Todo sufrimiento es un déficit de amor hacia lo que es. Todo sufrimiento
es un intento fallido de expulsar algo o alguien de nuestro corazón.

Joan Garriga


diciembre 04, 2017

de la conquista de la realidad



Hemos conquistado la realidad y perdido el sueño.
Ya nadie se tiende bajo un árbol a contemplar el cielo
a través de los dedos del pie...

Robert Musil, “El hombre sin atributos “



No soy nada



No soy nada.
Nunca seré nada.
No puedo querer ser nada.
Aparte de eso, tengo en mí todos los sueños del mundo.

Fernando Pessoa



Hay que tener



Hay que tener llorada la palabra
para poder decirla dignamente.
Hay que tenerla en ascua, tan candente
que se nos meta la carne y abra

boquetes luminosos, compañías…

 Ramón de Garciasol



We were , W. Whitman



We were together. I forget the rest.

Walt Whitman

sentido añadido



Después de que ha ocurrido algo terrible cada acto o palabra se fortifica
con un sentido añadido, que no puede absorberse igual que los nutrientes
que se agregan a la parte de afuera de la comida: no aportan nada bueno.
Como si el sentido no fuera de por sí una carga pesada. Ahora las rocas
de la playa cacheteadas por las olas no solamente tienen que hablar,
además tienen que enseñar.

Kay Ryan (Ezequiel Zaidenwerg, traductor)




diciembre 03, 2017

(tengo)



yo tengo dos sombras
un mediodía liso
y un cuerpo que recorre
lo devastado

tengo una luz mojada
inexplicable
y errática
que se afana en las ruinas

y un silencio de abril tengo
sobre los hombros

tú le dices tristeza.

.
Paloma Corrales, “Celebrar el aullido”



diciembre 02, 2017

El barco de las orquídeas



No puedo levantar la mano
para llamar a tu puerta
por miedo a que el sonido no
sea lo bastante suave.
Un barquito regresa sin hacer
sonar los remos; espera
a la marea y la brisa del mar
vespertina. Si, sentado
bajo tu lámpara, oyes una suave
respiración junto a tu puerta
y sientes a alguien
en silencio junto a ti,
tira el cigarrillo y empuja
la puerta sin hacer ruido
y ahí me verás, esperándote.

Rex roth y Chung, compiladores



about darkness



It requires a certain darkness to discover a star.

E. K.

de la indiferencia



La indiferencia, también tiene su forma en infinito y en infinitivo.

J. M. Cormán

Sólo somos



Solo somos seres solos.

David Shields, Hambre de realidad “




del muro indiferente, Octavio Paz



La luz hace del muro indiferente
un espectral teatro de reflejos.

Octavio Paz

Rechazaremos aquello



Y rechazaremos todo aquello que no contribuya a una vida encaminada
 a dilatar el corazón y esponjar los sentimientos.

C. Soler



Maldita y amarilla, A. Gamoneda



Mi memoria es
maldita y amarilla como un río sumido desde hace muchos años.

Antonio Gamoneda



Se hizo de noche, Chantal Maillard



Se hizo de noche al mediodía.
No pude respirar.
Tanto metal entre la carne,
aquel sabor a cieno
y sobre todo
el corazón oblicuo, sí, eso es,
el corazón oblicuo.
Como las tejas de un tejado,
resbalando.
El viento arriba
(había viento, sí, un viento suave).

Pero ya terminó. Una sombra
no hace la noche entera.
Volvamos cada uno a lo que nos distingue:
esa historia concreta, personal
que nos mantiene a salvo -mientras tanto.

Una sombra no hace la noche entera
-¿o sí la hace?

Chantal Maillard



Entre el ruido y la vida



Confundió el ruido
con la vida.
Quiso oír.
Vivir también.
A la vez, digo.
(vivir, digo)
Empeñado en descifrar
la urdimbre que entreteje
de razones lo real,
creció a salvo de lo silente.
-sordo el que vive.
No hay tiempo, no-
dejando que el ruido
ayudara a confundir
la corriente con lo que fluye,
gesto y movimiento,
la vida y el mundo
(la vida hermosa,
el mundo,
mucho
menos).

Alejandro Palomas



diciembre 01, 2017

If I lay here



If I lay here
If I just lay here
Would you lie with me and just forget the world?

chasing cars

Formas de la ausencia



Al que le arrancan la infancia le arrancan el paraíso.


María Luisa Elío




preguntas



Me pregunto
si al dolor
se le puede matar
de asfixia.

Esther Pardo Herrero





noviembre 30, 2017

Qué importa



Qué importa que no crea
que no existe el vacío.

Hay ojos y tumultos y abandonos.

Todo se colma, insiste,
importa
la derrota iluminada
importa si
la fuerza es decisiva.

Que los huecos supliquen
al aire que los llena
no es materia del ser.

Emborrachar las sienes no decide.

Inmensa es la penumbra.
Nada deja de sí tras los umbrales.

Todo se empapa en ciernes
de una chispa lanzada hacia la voz.

Lola Andrés



Tal como es



…todos los días
sobre el verde horizonte
un nuevo desertor huye a caballo,
y a lo lejos los pájaros murmuran
acerca de emboscadas, de traición;
hacia derrotas nuevas ha de ir todavía,
hacia dolores nuevos y mayores,
y hacia la derrota del dolor.

W.H.Auden, del poema “Tal como es”.



noviembre 29, 2017

Lágrimas y santos



¡Si todos llorásemos con el otro de la mano y los vínculos humanos
fuesen un tierno arrepentimiento! –Sobre la vida no se puede escribir
 sino mojando la pluma en lágrimas.

 Emil Cioran, “Lágrimas y santos”.



El mecanismo del carbono



Las delicadas formas del aire
envuelven los cuerpos de invierno.
Es el minutero un dios afilado sobre la coraza ósea de la
multitud.
Cola y cabeza se muerden en silencio solapando las
formas
que un día fueron caricias.
La erosión diseca la vida
y todo se reduce y renace.

Nicolás Corraliza,"Viático"



Reducirse



Reducirse a no existir, para implorar detrás de
las paredes no una sombra mía dino la luz, por
mí tapada.

Vela Almadülina, “En invierno”



noviembre 28, 2017

No es



No es indiferente el lugar donde estamos.
Algunas estrellas se acercan entre sí peligrosamente.
También aquí abajo hay separaciones violentas de amantes
sólo para que el tiempo se acelere
con el latido de su corazón.

Las gentes sencillas son las únicas que no buscan la felicidad...

Vladimir Holan




de la discriminación




La sociedad ha descubierto que la discriminación es la gran arma
social con que uno puede matar a los hombres sin derramamiento
de sangre; y los pasaportes o los certificados de nacimiento, y a
veces incluso los recibos del impuesto sobre la renta, ya no son
papeles oficiales, sino formas de distinción social. Es cierto que la
mayoría de nosotros depende por completo de las normas sociales:
perdemos confianza en nosotros mismos si la sociedad no nos
aprueba; estamos –y siempre hemos estado- dispuestos a pagar
cualquier precio para ser aceptados por la sociedad. Pero también
es cierto que los muy pocos entre nosotros que han intentado
arreglárselas sin todos esos trucos y juegos de adaptación y
asimilación han pagado un precio mucho más alto del que se podían
permitir: arriesgaron las escasas oportunidades de las que incluso
los proscritos disfrutan en este mundo patas arriba.

 Hannah Arendt, “Nosotros, los refugiados” (1943).



Somos humanos



Somos hu(manos).

Tenemos un sueño que empuñar
entre la espada y la caricia.

Nicolás Corraliza, inédito



Conocer



Conocer
el valor de la palabra
para que la palabra
valga más.
Buscar la justicia
del lenguaje
y entender que
el corazón es una casa
bien ventilada
en blanco y azul,
que los amigos van
y vienen,
algunos buscando solo
un refugio temporal
contra el mal paso,
otros huyendo de lo que
no ven.
Los amigos llaman,
entran,
nos habitan,
y el corazón es un lienzo
que prestamos durante el día
y blanqueamos durante la noche.
Cambiamos sábanas y
sacudimos almohadas
para que lleguen
nuevos refugiados.

Desde el suelo
es un músculo incansable.
Desde arriba,
un laberinto.

En su centro duerme
un perro blanco
de sangre azul.
Nadie imagina que
él es el calor.

Nosotros
la porcelana.

Alejandro Palomas, “Aunque  no haya nadie”



noviembre 27, 2017

de lo que (no) se sostiene



Denle a un pensamiento cualquiera
un empujón: se cae fácilmente.

John Cage



de la felicidad



Me parece que quienes más saben de felicidad son las mariposas
 y las pompas de jabón.

Nietzsche


Edad



Alguna gente con la edad
se ablanda.
Se agranda
 la apertura de sus ojos.
 No me parece que se debiliten;
 yo creo que algo débil se fortalece en ellos
 y los va definiendo más y más,
como si se dejaran penetrar por el cielo.
 Pero otra gente son
 mejillones o almejas, por el miedo.
Para abrirse requieren
de vapor o un cuchillo.
Pueden oír el cielo, pero piensan que está hervido o
quebrado.


Kay Ryan , (Ezequiel Zaidenwerg, traducción)








Aunque no haya nadie



Ausencia.
Me pregunto por la ausencia.
También por su volumen.
Y no, tampoco
ha venido nadie.
Y si la ausencia de respuesta es también respuesta,
la de los que estuvieron
es también compañía.

Alejandro Palomas, “Aunque no haya nadie”






Lo irreversible de Hugo Mujica



Lo irreversible
no es lo que cada paso
deja atrás:
es el paso que no dimos.

Hugo Mujica, "Cuando todo calla"



noviembre 26, 2017

La locura, necesaria



La locura, la verdadera locura, nos está haciendo mucha falta,
a ver si nos cura de esta peste del sentido común que nos tiene
ahogados en el propio.

Miguel de Unamuno



Hay golpes en la vida



Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... ¡Yo no sé!

Son pocos; pero son... Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre... Pobre... ¡pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes...

César Vallejo


¿Qué certeza tienes?



Sin hacer referencia al pasado,
sin citar a tu maestro o libro favorito,
o a ninguna autoridad externa,
sin palabras,
sin pensamientos, ni recuerdos,
en este momento,
exactamente  donde estás ahora…
¿Qué es lo que sabes con certeza?

Jeff Foster



Clases de soledad



Creo que las autoridades educativas harían bien en introducir clases
 de soledad en los colegios. Serían económicas. Ni siquiera precisarían
 de personal docente especializado. Aprender a estar a solas y en silencio
 con los propios pensamientos es un arte que no todo el mundo domina.

Fernando Aramburu



Cuántas veces



Cuántas veces se pueden hacer las maletas,
cuántas veces se puede mudar uno de casa.

Annalisa Marí Pegrum



Qué triste



Qué triste debe ser anhelar patrias nuevas o viejas
habiendo patrias verdaderas...

Juan Francisco Casas

Pasa un año



Más allá de la valla de porcelana del jardín de los placeres
escucho las ranas en los arrozales verdiazules
pero la luna con su forma de espada
ha partido en dos mi corazón.

Amy Lowell



...sólo amor



Cuando hay amor, no hay bien ni mal, sólo amor.

Jiddu Krishnamurti



Dice Gillespie



Dice Gillespie que la muerte no es lo peor
que no es el dolor la mejor escuela
ni el hambre nos convierte en héroes.
Dice Gillespie
que nos son más fuertes quienes más pueden
que lo son quienes más resisten
quienes de la derrota levantan victorias.
Dice Gillespie
que lo más peligroso no es el peligro
que lo más peligroso es la seguridad
con la que eludimos diariamente el peligro.
Dice Gillespie
que no es un hombre acabado
que es un hombre que está acabando
que nunca el final sustituye al fin,
porque en realidad,
dice Gillespie
que le dijo Parker
que le contó Cortazar
que en lugar de hacer el amor
ya va siendo hora
de que el amor nos haga.

Uberto Stabyle



Desnudos, poema inédito de Alfonso Brezmes



Una cicatriz delata a Ulises:
la vieja nodriza reconoce al héroe
por la forma inconfundible de su herida.

Así el alma sigue al cuerpo
más allá del umbral de su penumbra
y se expone al exterior,
creyendo que encarnada se confunde.

Una cicatriz delata al hombre: las manos,
al tratar de asirse a alguna parte,
reconocen en la espalda del otro
el rastro inconfundible de sus alas.

Alfonso Brezmes, poema inédito 

noviembre 25, 2017

En aquella camiseta



En aquella camiseta de algodón
rematada por el encaje blanco
que sostuvo durante años mis
carencias, y en las manos frías
de las ocho y media de la mañana,
en tu barbilla riel estrábico,
en aquella única cana cenicienta,
en los dieciséis años y los
primeros bares y las primeras
mahou, en tantas y tantas noches
de cara a una luna que nos dió
siempre la espalda, allí, en aquel
viaje en que las raíces se helaban
a nuestro paso y los mendigos
dormían despiertos algunos,
muertos otros, y las fuentes
tallaban en hielo el tiempo, en la
Siena de carnaval y la elipsis
de los caballos, nada pudo negarnos.

Alberto Davila Vazquez



eso es todo



Un grito largo y severo, un violento
golpear de impuestos, una sombra
que escurridiza, se mueve en el jardín.

Franco Marcoladi



Se hizo de noche al mediodía



Se hizo de noche al mediodía.
No pude respirar.
Tanto metal entre la carne,
aquel sabor a cieno
y sobre todo
el corazón oblicuo, sí, eso es,
el corazón oblicuo.
Como las tejas de un tejado,
resbalando.
El viento arriba
(había viento, sí, un viento suave).

Pero ya terminó. Una sombra
no hace la noche entera.
Volvamos cada uno a lo que nos distingue:
esa historia concreta, personal
que nos mantiene a salvo -mientras tanto.

Una sombra no hace la noche entera
-¿o sí la hace?

Chantal Maillard


noviembre 24, 2017

Qué fácil... A. Pizarnik



Qué fácil callar, ser serena y objetiva con los seres que no me interesan
verdaderamente, a cuyo amor o amistad no aspiro. Soy entonces calma,
cautelosa, perfecta dueña de mí misma. Pero con los poquísimos seres
que me interesan… Allí está la cuestión absurda: soy una convulsión.

Alejandra Pizarnik



de las heridas



Hay heridas que nunca se muestran en el cuerpo, que son más
profundas y más hirientes que cualquier cosa que sangra.

-Laurell K. Hamilton



noviembre 23, 2017

que lloren conmigo



que lloren conmigo
                                todos
                                          aquellos que
tienen un dolor
                        semejante

ar






a los desesperados



Sólo a los desesperados nos está permitida la esperanza.

Walter Benjamin



Bienaventurado el que no tiene patria



No tenemos más que encender la pequeña luz del duelo
para hallar el camino de regreso a casa
atravesando la vasta y larga noche, como si
fuéramos sombras.
Bosque, ciudad, calle y árbol están alumbrados
Bienaventurado aquel que no tiene patria, porque
la verá en sueños.

 Hannah Arendt



Sé que recuerdas



Nos despertamos...

   Si el nuestro fuera el siglo XVIII, cuando las preguntas se abrían
distraídamente, como las puertas sobre los jardines, te hubiera
preguntado: ¿recuerdas? Pero en nuestro siglo, cuando sólo el mal
y la indiferencia son ilimitados, no podemos permitirnos hacer
preguntas innecesarias; más bien hemos de defendernos con la
certeza que encontremos más a mano. Sé que recuerdas.

Ese despertar...
(...)
...fue lo más cerca que podremos estar nunca, mi vida, de despertarnos
 en casa antes de nuestra partida.

John Berger, “Y nuestros rostros, mi vida, breves como fotos”.



La miel desapareció



La miel desapareció detrás de sus párpados,
y me apego a los latidos de su corazón,
he visto trigo en mármol y sueño.
Una gota de mi sangre lloró,
me llevé mis pasos y mi memoria salada.

M. Darwich



del alma



...cuando el alma se queja, la razón no tiene argumentos

S. Ferron



El sinsentido



El hombre es la especie de mayor sinsentido ; venera un dios
invisible y destruye una naturaleza visible. Sin saber que esa
 naturaleza que destruye es ese dios invisible que venera.

Hubert Reeves





noviembre 22, 2017

Las palabras, a veces



Las palabras, a veces, se vuelven caprichosas,
convierten una idea en su contrario.

Alguien escribe “patria” sin pensar en banderas
y un día las montañas y los campos que pisa,
la tierra que cubre el dormir de los muertos,
las manos que cultivan la montaña,
se transforman en sogas,
                          en gritos incendiados,
en humo y en ceniza.

Alguien lee “libertad” y levanta murallas,
fronteras insalvables y prohíbe
el paso en un camino
                                o lo llena de zanjas.
Efidica una cárcel con guardianes
y quema algunos libros por si acaso.

Las palabras, a veces, se pierden, las disfrazan,
nos confunden, ignoran su sentido.

Daniel Rodriguez Moya, “Las cosas que se dicen en voz baja”



Repetición



Intentar caminar
por el mismo camino
hasta el mismo negocio
exige un equilibrio
como en la cuerda floja:
cada paso que no es
exactamente igual
al anterior se arriesga
a que se abran abismos
de chatura. Una
caída aislada
e igual no pasa
nada. Son pocos
los dispuestos
menos aún
los héroes.

Kay Ryan




No es medianoche quien quiere



…la muerte era mucha gente a nuestro lado y tener que hablar susurrando
…Morir es cuando hay un hueco libre en la mesa apartando las sillas para
disimularlo, se habla de manera diferente esperando una voz que no llega,
se come de manera diferente, dejando una ración en la fuente que nadie se
sirve, los codos vecinos dejan de estorbarnos y necesitamos que nos estorben…

 António Lobo Antunes, “No es medianoche quien quiere”



Mujer en la ventana



Una mujer en el núcleo de su familia se
escurre hacia el borde de la sociedad,
una mujer frente a una pantalla vacía,
en el cubo desnudo de una galería
es un error inadvertido, un espacio vacío
en la multitud de votantes y manifestantes,
nadie la necesita. Ella está ahí,
arrastrando su pierna izquierda,
sin saber qué hacer, espera
que la salve el autobús, que la salve un email
o alguien que la llame por teléfono.
.
En alguna parte extranjera del mundo, una mujer está frente a la ventana, contemplando la nieve
que cae pesada borrando —la mujer está asomada
a su propio vacío, y en este desolado espacio
donde nadie la necesita,
en la incómoda cabeza vuelta,
en un jersey que es apenas suyo,
con nieve en los hombros,
intenta conjurar algo aún irreconocible,
algo sobre una forma hacia la cual ella
alargará la mano,
la estructura del mundo que penetra lo visible
sólo a través de las ramas de árboles y de
finas líneas en el hielo.
 .
Cuanto llama a la mujer a la ventana
la mantiene en silencio. Ella sopesa dar
un paso hacia lo desconocido.

 Jana Putrle Srdic



Tan innecesario. Tan mal



Dedicado a los 57 mil millones de animales terrestres y  un billón
de animales acuáticos que serán consumidos el próximo año.

Tanto sufrimiento.
Tanta muerte.
Tan innecesario.
Tan mal.

Gary L. Francione
Anna Charlton,
“Come con conciencia. Un análisis sobre la moralidad
del consumo de animales”






noviembre 21, 2017

Tejer fronteras



...

Sólo unos pocos sabemos lo difícil que es dejar de soñar.
...

Rafael Saravia, “El abrazo contrario”, pag. 41, fragmento.






Sólo se conocen bien



—Sólo se conocen bien las cosas que se domestican—
dijo el zorro—. Los hombres ya no tienen tiempo de
conocer nada. Lo compran todo hecho en las tiendas. Y
cómo no hay tiendas donde vendan amigos, los hombres
no tienen ya amigos. ¡Si quieres un amigo, domestícame!
—¿Qué debo hacer?— preguntó el principito.
—Debes tener mucha paciencia —respondió el zorro—.
Te sentarás al principio un poco lejos de mí, así, en el
suelo; yo te miraré con el rabillo del ojo y tú no me dirás
nada. El lenguaje es fuente de malos entendidos. Pero
cada día podrás sentarte un poco más cerca...


Antoine de Saint-Exupéry



noviembre 20, 2017

Frank Ostaseski



A reporter from the BBC asked me today what was the one thing
I've learned from being around so much death?

I said, "...to remember how delicate and precarious life is and to
tell the people we love that we love them."

Un periodista de la BBC me preguntó hoy por lo principal  que
he aprendido de tratar tanto con  la muerte.

Respondí,”...recordar lo frágil y precaria que es la vida y decir a
quienes amo que los amo.

Frank Ostaseski




Más allá



Y sobre los instantes
que pasan de continuo
voy salvando el presente,
eternidad en vilo.

 Jorge Guillén, “ Al aire de su vuelo”



huesos días



huesos días en los que a uno le duele todo, el alma el beige
las suelas los abrigos el corazón la espalda, todo
más arriba del alma más abajo del cuerpo tripas todo…
 huesos días que no
pero a la vez, que sí pero no ahora, que ayer pero será,
huesos días en que uno puede tocarse el bulto
con los dedos si aprieta en la razón, si aprieta firme
el pecho o la cabeza, si se aprieta también junto a sí mismo
y arrojado al vacío de su palabra
decide rescatar al náufrago, reconstruir la proa,
navegar otro pez, ser mar y espina…

 Fernando Beltrán, del poemario “El corazón no muere” (2004).



Un soplo de vida



Hay un modo de ver que da escalofríos.

 Clarice Lispector, “Un soplo de vida”.



Cuando te olvides



Cuando te olvides de mi nombre,
cuando mi cuerpo sea sólo una sombra
borrándose entre las húmedas paredes de aquel cuarto.
Cuando ya no te llegue el eco de mi voz
ni el resonar cordial de mis palabras,
entonces, te pido que recuerdes que una tarde,
unas horas, fuimos juntos felices
y fue hermoso vivir.

Juan Luis Panero

Domingo Acosta Felipe



Llegan tus manos
hasta mi corazón,
pueden quedarse.

Domingo Acosta Felipe



Esperar la llegada



Esperar la llegada de las lluvias
Y saciar lamiendo las manos
Cuarenta días cuarenta noches

Miguel Cardoso, "tinta china”



(once años)



fue confuso llegar
(no sabría explicarlo),
sólo sé que enterré todos mis huesos,
mis horquillas
y un triste poema,
más tarde rompí aguas y telarañas,
amamanté el castigo
con lentitud de sangre anónima,
con la embriaguez que otorgan los finales
callé y negué,
negué mil veces para seguir viviendo,
para expulsar el vértigo,
negué mi carne,
la carne de los míos,
negué el sudor, las lágrimas, la noche,
mi lengua y mi locura,
y aún así despojada y vacía,
muda y estéril
como un sudario rancio de carmín,
me contemplo de pie,
no sabría explicarlo.

.
Paloma Corrales, “el runrún de las palabras”

noviembre 19, 2017

...vacío si no hay amor.



Y yo os digo que la  vida es, de hecho, oscuridad si no hay impulso,
y todo impulso es ciego si no hay conocimiento, y todo conocimiento
 es inútil si no hay trabajo, y todo trabajo es vacío si no hay amor.

Khalil Gibra, "El Profeta"



noviembre 18, 2017

El muro



El que envía palabras y flores
y no encuentra respuesta
se parece a los gritos de los niños
en una larga calle.
Se parece a jarrones inmensos donde toda vida naufraga.
Son casas sin paredes,
donde juegan los muertos entre ellos,
y dicen: ¡si pudiéramos hablar
nosotros sí responderíamos!
Por eso me quedé,
y siempre conversábamos
yo y los ausentes.
Y tú no respondías.
No respondías nunca.
Como un muro gigante
que oprime el universo en el puño.

María José Vidal Prado, poema inédito



el amor como única solución



uno tiene que
ser su propia
patria

Etty Hillesum, “Diarios”





Sabemos la herida



Sabemos la herida, lo que no sabemos enteramente es lo que nos hiere;
saberlo significa cerrar la herida, conocer el origen, cerrar el círculo,
encontrar el impulso de la primera pérdida. A lo sumo lo encontrable son
suposiciones, ellas pueden tranquilizarnos, pero son ajenas al pensamiento
que se ejercita en el peligro, aquel que se sabe inacabado.

Hanni Ossott


Poco sirve



Poco sirve de consuelo
a quienes
lloran
los pensamientos que no paran
de errar
igual que las paredes no paran
de cambiar
 y este gran mundo azul
nuestro
parece una casa de hojas
momentos antes del viento.

Mark Z. Danielewski, “La casa de hojas”